Isabel Ortuño, la retirada de la gran capitana

BALONMANO: Isabel Ortuño, (Elda 1982), jugó el pasado sábado 12 de mayo su último partido de balonmano como profesional, ante precisamente el equipo de su ciudad natal, el Elda Prestigio. Lo de menos, el resultado: pero si hay que destacar que como en tantas otras ocasiones, una jugada suya resultó decisiva para el resultado final: 27-26. Gol de Ortuño, de lanzamiento de penalti a 20 segundos del final, y victoria para su equipo, el Mar Alicante, para colocarse de nuevo en competicioens europeas para la próxima temporada.

Eso es terminar por todo lo alto y poner un broche de oro a una trayectoria brillante de la que, fue nombrada en su día, la mejor zurda de Europa.

A partir de ahí, toda la tensión que había rodeado el partido se transformó en una sonora ovación, donde la afición alicantina pudo demostrar, una vez más, el gran cariño que siente hacia esta jugadora que llegó hace cuatro años a este club, para subirlo de mitad de tabla a luchar por los títulos, incluso europeos, como sucedió el año pasado cuando llegaron a la final de la Copa EHF, alcanzando finalmente el subcampeonato de la segunda competición continental más importante.

Abrazos de rivales y compañeras, entrega de regalos de las peñas y de la directiva, fotos y muchos aplausos para esta gran jugadora que permanecerá por muchos años en el corazón de cualquier aficiand@ al balonmano que la haya visto jugar.

Culmina la carrera deportiva de una gran deportista: Con el Elda, el equipo en el que comenzó su carrera, consiguió 3 ligas, 1 copa, una supercopa y una liga ABF, lo que la llevó a que uno de los equipos más importantes de Europa, el Viborg danés, se fijara en ella, y la fichara. Allí consiguió la Copa de Europa (Liga de campeones) y 1 Supercopa de Europa, 1 liga danesa, y la copa. Tras una lesión en su rodilla volvió a España, al Astroc Sagunto donde consiguió una copa de la Reina, y a punto estuvo de retirarse por problemas en la rodilla.

Fue entonces cuando volvió a tierras alicantinas, para jugar en el Mar Alicante. Cuatro años, en los que ha llevado al equipo a la final de la EHF, a un subcampeonato de Copa de España y a conseguir una Copa ABF. Ha sido la capitana de este equipo, y su capacidad de liderazgo se ha dejado notar dentro y fuera de las pistas. Ha sido la imagen de su club, y su principal reclamo. El público la adora por su garra, por su entrega, por su capacidad de lucha, y porque en cada partido saca lo mejor de sí misma. La jugadora a la que todas dirigen su mirada cuando llegan los momentos decisivos, sus goles han hecho historia.

Y tras cada partido, en la pista podía verse el mismo ritual: los medios la buscaban para saber su opinión del encuentro, entrevista, fotos, declaraciones; y los aficionados y aficionadas, esperaban pacientemente para poder hacerse una foto con su ídolo, felicitarla por el partido, darle ánimos… Y siempre con una sonrisa, con la máxima amabilidad, cercana y paciente. Como la gran estrella que es. Todo un ejemplo de comportamiento, compromiso y saber estar con el que se ha ganado, no solo el respeto y la admiración de todos, sino también y el cariño de toda la afición.

El balonmano pierde a una gran jugadora, el Mar Alicante a su buque insignia, pero según dicen parece que seguirá vinculada al balonmano… Esperamos que así sea, el balonmano femenino lo necesita. Necesita que deportistas como ella lo ha sido, sepan llevar la voz de las jugadoras a la toma de decisiones en los clubes, y en los organismos oficiales, para que el balonmano progrese, se profesionalice, pueda crecer y continúe atrayendo cada día a más gente a los pabellones polideportivos a ver jugar a sus ídolos, y para encontrar nuevas soluciones a los desafíos económicos, deportivos y sociales que se están planteando.

Isabel, te deseamos lo mejor en tu nueva andadura. Hasta la vista, DEPORTISTA!

Álbum de fotos del partido y post-partido, por Alejandro Ferrándiz: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.3190478685001.2126240.1356890912&type=1